martes, 27 de febrero de 2018

Las tormentas eléctricas
parecen no afectar
el ánimo de los ordenadores.

Las cables subterráneos
se enredan
entre tuberías de acero.

Las planillas se completan
bajo órdenes supremas.

Los Jefes que se pierden
en los pisos impares.

Las huellas dactilares
nos otorgan
un permiso de salida.

El corazón humano
es un artefacto obsoleto.




No hay comentarios:

C ontadas veces los vi juntos. Tanto el uno como el otro conservaban una apariencia de hermanos. Había algo en sus cabezas... Siemp...