miércoles, 2 de abril de 2014

El relevo no llega

un anciano
está sentado
en la penumbra
del salón

piensa
en la dentadura
de un gran tiburón blanco

eso recuerda del documental

la mandíbula
despedazando la presa

los dientes
en la cabeza del anciano

el tiburón
en los intestinos del anciano

un fémur
en el estómago del tiburón

las sombras
descomponiendo
las enzimas del salón 

los alaridos del anciano
atormentando
la demora del relevo

2 comentarios:

guillermo dijo...

muy beat

Jorge Curinao dijo...

A veces, el mundo puede ser una ventana.