miércoles, 3 de julio de 2013

hotel

En 17 minutos
tengo que despertar al Jefe:
unos rings telefónicos
que él jamás contestará

las habitaciones del hotel
están vacías
menos el departamento 16
en el que pasan unos días
una pareja de abogados neoyorquinos
con sus 2 hijos

es extraño
ver
camas hechas
baños impecables
cortinas relucientes

¿llegará Elvis?

1 comentario:

Mary Jane García dijo...

Éxtasis infinito del espacio sideral.