martes, 9 de julio de 2013


Mirian
perdió a su hijo
8 meses atrás
en Metán

ayer fue al cementerio
y se paró sobre la tumba
para hablar con él

lloré como el primer día
me dijo
mientras se preparaba unos tamales
en la cocina del hotel

ella cree en Dios
en su Justicia
y en las grandes bondades del Mundo

Mirian
limpia las habitaciones
plancha las camisas del Jefe
y pocas veces la veo cansada

"Dios me sostiene
todo el poder me lo da él"

le serví un vaso de soda
y traté de tocarle la espalda

no pude

1 comentario:

Geraldine, dijo...

Que gran fortaleza...la vida te pule y se hacen callos, ya no depende de las caricias.