miércoles, 12 de diciembre de 2012

Vicente Luy

 
 
¿Venderle el alma al diablo? Sí, pero cara.
Y si se puede, venderle también otras cosas.
Y venderle a Dios lo que el diablo no compre.

1 comentario:

lula dijo...

Pasé por acá.