miércoles, 11 de julio de 2012

todo se paga en esta vida
me dijo

nos conocemos hace veinticinco años
y por alguna razón dejamos de vernos
diez
y cuando nos cruzamos
nos abrazamos como siempre:
él 
con sus ciento veinte kilos
yo 
en la casa de mis padres
con una propiedad en venta

en Texas
me dije que alguna vez
nos íbamos a volver a encontrar

y tuve pesadillas
me despertaba
bañado de sudor
abrazado a la almohada

No hay comentarios: