sábado, 2 de junio de 2012

la cosa es más o menos así:
una mañana te despiden del trabajo
los (ex) compañeros dicen estar en desacuerdo
fingen esa tristeza estúpida de empleados
de casi veinte años de antigüedad

te dicen:
no te preocupes por el pago de tus haberes
estarán depositados en tiempo y forma en tu cuenta bancaria

un cálculo mental
te da una tranquilidad de tres o cuatro meses

genial
pensás:
habrá tiempo para caminar
leer
pintar la pared de la cocina

los primeros días en casa son buenos:
sol
un Abril imaginario en el mar
un poema que dice: sonó el pesado martillo del tiempo

tu cumpleaños está cerca:
quizá
después de muchos años
te vayas a una playa desierta

la soledad puede volar

C ontadas veces los vi juntos. Tanto el uno como el otro conservaban una apariencia de hermanos. Había algo en sus cabezas... Siemp...