martes, 1 de marzo de 2011

Nicanor Parra, Texas y un viaje en tren

El manuscrito de Texas (veintidós poemas ilustrados) va y viene en el bolso. Viene y va todas las mañanas cuando salgo a trabajar, camina hasta la estación del tren, se distrae con las piernas de ciertas señoritas, escucha las conversaciones más disparatas: " anoche te lo hubiera hecho por el culo pero estabas muy cansada", no saca boleto y se sienta en el vagón de carga (así se trasladan los Poemas), llega hasta Carranza, cruza un pasadillo subterráneo (antes: un vendedor ambulante, un escote pronunciado, un recuerdo) y se para frente al colectivo 95. De ahí veinte minutos más por la Avenida y antes del descenso: un bostezo. Ya en la calle repasa un verso de Parra, una sentencia absoluta:
"Pero no: la vida no tiene sentido".
Casi todas las mañanas.

3 comentarios:

Funny pictures dijo...

It is very good information. Thanks for sharing.

Geraldine, dijo...

a que pocos somos los que llevamos a cuesta un libro....hay mas auriculares con celulares y ipod que gente leyendo....

entre el sueño y la embriaguez dijo...

Muy bueno. Lo leí dos veces