lunes, 13 de diciembre de 2010

Uno se da cuenta que está más viejo
cuando
le molestan ciertas preguntas
ciertos horarios
o cuando el trabajo
es un mal chiste
y detrás
sonríe
la cortesía de la gran ciudad


uno se va poniendo viejo
y en el placard del domitorio
podría entrar nuestro ataúd


tenemos un cuchillo y un tenedor
y la cortina del baño está repleta de bacterias


el juego del amor nos parece hostil
eso de "querer" y que te "quieran"
eso de "extrañar" y que te "extrañen"


la metafísica
de la gran ciudad
se alimenta
de los tipos
que beben hasta las cuatro de la mañana
solos
en la oscuridad

No hay comentarios: