lunes, 27 de diciembre de 2010

la conversación infinita

Un calzado
nuevo
te hace
mirarte
una y otra
vez en el espejo

los primeros pasos
condicionan
tu andar furtivo:
te cuidás
de ciertas pisadas
de ciertos ademanes
del metatarso
tieso

al poco
tiempo
todo
vuelve
a la normalidad

así
la mujer
que te espera
es una incógnita

pero
el cuerpo
vuelve
a circular
en el espejo

pero esta vez
tu rostro
tiene
palabras
que nunca
viste

1 comentario:

Karencitaa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.