martes, 23 de noviembre de 2010

13 de agosto de 1983


Al abuelo
lo sostiene la muerte
no quiere
irse
un 12 de agosto
justo en el cumpleaños de su nieto
lucha
(tiene las manos y las piernas atadas
la sangre sigue inundando el cerebro)
la perra picha quedó en casa
también
las fotos
y esas medias rayadas que siempre usaba
el abuelo
se fue contra las cuerdas
la muerte
tenía unos músculos de acero
había ganado por knock- out
en Dallas
en Boston
en San Miguel
había destrozado las mandíbulas de los peores asesinos
el abuelo
contra el piso
con su pantalón marrón
y la manta de llama en los hombros
tirado
en la estación de Villa Domínico
esquivando golpes
un cross de derecha
un gancho al hígado
los médicos en el hospital no pudieron hacer nada
el viejo murió un día después de mi cumple
la peleó hasta el final
no quiso joderme la fiesta
ni los payasos
ni los regalos de compromiso
ni las ausencias
ni esas presencias que nunca dejaron de inquietarme
el viejo
quedó ahí
mirando el reloj del estadio

descomponiéndose

1 comentario:

Manucho dijo...

Sin lugar a dudas, lo mejor que leí de tu producción.
Gracias por el relato.