viernes, 13 de agosto de 2010

On the line


Mujeres en el periódico de Chihuahua. Una voz casual. El tipo dice lo que le gusta hacer. Hay risas y se escucha una ranchera de fondo. El tipo aclara que lo hace por atrás únicamente y que el precio es lo de menos. Hay una duda con el carácter del tipo pero la voz le dice cómo llegar al sitio. El tipo anota. Usa un bigote prolijo y tiene las uñas de las manos sucias. Estaciona su mierda cerca del lugar y camina dos o tres cuadras hasta encontrarse con una puerta negra con una pequeña lucecita roja. Golpea y empuja. Una reja frena los primeros pasos del tipo. Otro timbre y la voz (la misma) grita: "ya va". La reja se abre y una escalera blanca de pocos escalones lo separa del primer piso. En las paredes hay fotos de mujeres con pechos exuberantes. El tipo se la acomoda y se sienta en un sillón con tapizado de leopardo. Una mujer le alcanza una medida de tequila. El tipo paga. Bebe y entra en la habitación. Hay poca luz y se escucha el ruido de unos tacos que se acercan. El tipo tiene la cosa afuera. Es venosa y ancha. Detrás hay una estampita de la Virgen de Guadalupe pegada en la ventana. Una mujer entra y acaricia la cosa del tipo. Ya de espaldas el tipo hace todo lo que quiere. Maneja el cuerpo de la mujer con desprecio. Termina y la muchacha sale de la habitación corriendo. El tipo se viste mientras mira la estampita de la Virgen. Escupe. No sabe cuándo ni cómo entraron esos dos sujetos en la pieza. No pudo defenderse de los golpes y las patadas, de esa violencia cuando le bajaban los pantalones, cuando se la ponían y se la sacaban como si estuviera saldando una deuda con el demonio.

1 comentario:

Alejandro Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.