martes, 1 de junio de 2010

Tira de un hilo, un títere se mueve (Bukowski)

cada hombre debe darse cuenta
de que todo puede desaparecer muy
rápidamente:
el gato, la mujer, el trabajo,
la rueda delantera,
la cama, las paredes, la habitación;
todas nuestras pequeñas necesidades
incluyendo el amor,
posarse en cimientos de arena y
cualquier causa que se dé,
sin importar su falta de relación:
la muerte de un chico en Hong Kong
o una ventisca en Omaha...
puede servir para crear tu rutina.
toda tu valija china estrellándose
contra el suelo de la cocina, tu chica entrará
y tú estarás de pie, borracho,
en medio de todo y ella preguntará:
¿dios mío, qué es lo que pasa?
Y tú responderás: no sé,
no sé...

2 comentarios:

Nalda dijo...

¿Una ventisca de Omaha? La primera vez que lo oigo. Perdona mi ignorancia.

Un abrazo

lula dijo...

qué sabe el pez del agua donde nada toda su vida.