miércoles, 31 de marzo de 2010

El habla de esos mutantes

Esos libros que hablan de las cosas que dicen poco: esos niños inocentes corriendo entre los labios, como si la ausencia de un padre justificara el asesinato de la madre. Entonces llega alguien y te dice que un cuento es un pañuelo en el cuello de la parca. Estas en Buenos Aires o en Austin o en un departamento cerca del pasaje Bollini y nadie puede privarte de la libertad de escupirle la jeta a esa muerte o de arrugarle la frente como si el mundo se derrumbara en cada instante.

1 comentario:

Claudia Morales dijo...

Me resulta un poco extraño la combinación de los electrones y la física cuántica coon la literatura y los lectores, supongo que a tí también te lo parece.

:)