domingo, 28 de febrero de 2010

Traducciones

Al final (o al principio) tendremos que atravesar el pasadizo. Entonces (antes de cruzar la barrera de lo invisible) un ángel o un demonio nos preguntarán qué hicimos para ser felices. Hablaremos de autos, de mujeres, de amores, de viejos ancianos, de perros, de gatos. Los demonios nos dirán qué hicimos con nuestro don. Es decir: sí pudimos alejarnos por unos segundo del mundo.

No hay comentarios: