lunes, 22 de febrero de 2010

Lunes


Cuestiones del quehacer: los bares están cerrados y una cerveza acá cuesta lo mismo que allá. El amor acá no es recíproco y allá (dicen) que tampoco. No es como antes (por suerte) y el camión de la basura triturará parte del romanticismo de anoche. Lo demás se encargará el inodoro, las lavadoras automáticas y el tiempo libre.
No importa que tan planchada esté tu camisa: siempre se arrugará.
La tarde parece fugarse en una valija sin ánimo de regresar.

No hay comentarios: