viernes, 13 de noviembre de 2009

Los labios de la muchacha en el piso. La nariz de la muchacha en las axilas de la noche. Los brazos de la muchacha en la mesita de luz. Una habitación que se alquila por quincena. Un par de zapatos y una valija estropeada. La muchacha (que dice ser parte de la novela) dibuja en papeles de diario el cuerpo de un pez. La imagen es nítida.
La muchacha hace el amor con los ojos cerrados.

No hay comentarios: