martes, 13 de octubre de 2009

Escritor@escribir

Sé que hay alguien detrás. Sé que escribir es un acto solitario y que cada escritor es espiado por ese alguien. El tema es cuando el escritor cree descubrir a ese alguien. Entonces la escritura se transforma en un oficio y el escritor deja de escribir: ese alguien lo captura y lo condena a una serie de éxitos y fracasos de mercado. El lector queda atrapado entre el escritor y el alguien. Pero un buen lector tiene la capacidad de salvar al escritor dejándolo en el olvido. Hasta que ese alguien muere o es asesinado y recién ahí el escritor puede abrir esa puerta y salir corriendo.

1 comentario:

Pancake dijo...

La presión de ser leído y aceptado.
Vomitando textos que no son de uno.

Triste.