jueves, 10 de septiembre de 2009


Después de un tiempo todo te parecerá un mal truco, una experiencia, un mal chiste. Aquello que te hizo llorar hoy te hará reír y cuando pases por el cementerio esas paredes grises estarán esperando tu graffiti. Es así. Nada es tan importante. Sólo contados sujetos, esos que están en la madrugada vaciando sus armas contra las encrucijadas de la razón.
Y pensar que por ciertas personas hubieras cruzado el Amazonas.

7 comentarios:

Pancake dijo...

eso me resulta tan triste y a la vez reconfortante, como la magia que sentíamos en algún momento se desvanece con el pasar de los años... lo mismo que la amargura y la tristeza, poco a poco, dejan de tener sentido.

es sólo entonces que la razón real del problema se escucha tan lejana...

pero si, yo hubiera cruzado el amazonas. tal vez lo haría todavía si pudiera...

somos tan extraños.

La ingeniero dijo...

en cierta forma yo pienso que el tiempo tiene la culpa de que todo lo veamos mejor.


saludos

lula dijo...

...que no desaparezca el silencio

yo dijo...

Yo cruce el amazonas...

Nalda dijo...

Y que lo digas... pero en ese viaje seguro que aprendiste algo (por no decir mucho). Y eso, al fin y al cabo, es lo que te llevas.

Un abrazo

yo dijo...

exactamente...cruce el amazonas por cierta persona...eso es lo que me llevo.

yo dijo...

solo el agradecimiento de el...