martes, 16 de junio de 2009

Antes del amanecer la sospecha desaparecerá y todo será como un viejo juego de ajedrez. Faltarán algunas piezas pero esas reglas te sobrevivirán. Entonces un llamado desde lejos te hará reflexionar. En el bolso esconderás las indecencias y cuando llegues nadie te esperará.
Sólo la sonrisa de un cartel luminoso a pocos pasos. Aunque no a muchos.

No hay comentarios:

C ontadas veces los vi juntos. Tanto el uno como el otro conservaban una apariencia de hermanos. Había algo en sus cabezas... Siemp...