miércoles, 10 de junio de 2009

Duda

Hay un por qué que no es la norma pero si un sustento. Un callejón con salida al mar.
Esta tarde pensé en viajar. No para escapar sino para encontrarme con mi espalda.
Como en ese poema de Pessoa donde el gato que juega no sabe que es gato y el albur es el poema. Un entrar y salir desde lo mismo a lo recíproco.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy me mude hermano, despues te comento por MSN. A ver si te venis de visita.

Un abrazo.

los perros románticos dijo...

qué grande Negro, voy si o si y nos bebemos algo por Barcelona. Joder!

Puto Malo Mas Luddita que nunca dijo...

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz