jueves, 5 de marzo de 2009

A habla poco y lee autores latinoamericanos. B ayer cumplió cincuenta años y hace unos emparedados de queso inigualables. C está por nacer y sus padres (¿?) todavía no le dieron un nombre. D tiene un amante y hace el amor con la luz apagada. E está preso en Batán por asesinar a su mujer de trece puñaladas. F trabaja doce horas y ve poco a sus hijos. Ayer sintió un dolor fuerte en el pecho. G caminó toda la tarde por Cabildo y no pudo comprarse la cartera que quería. Argumentó: “Es muy cara para lo que es”. H está viajando a Lima con la esperanza de encontrar un modo de vida mejor. I es psicoanalista y sabe que W esta semana no irá a la sesión. Lee en su cuaderno: “No soy un sujeto soy una holofrase”. J está enamorada de A. K no es Kafka. Es un coleccionista de cajitas de fósforos. M lee a Heidegger bajo una soledad inalcanzable. N es relojero y fanático de las películas de acción. Ñ perdió un brazo en un accidente. O sueña con regresar a Austin donde dice haber sido feliz. P es un escritor chileno que vive en Barcelona y que todavía pocos lo conocen. Q se divorció hace dos años. Heredó un campo y no sabe qué hacer con el tiempo libre. R es asmático y los jueves desayuna en el café de la U.
S es un personaje de Marlowe que planea un robo perfecto. T vende flores en Chacarita y frecuenta el prostíbulo de la calle Maure. U es un importador de cigarrillos. Su mujer es japonesa y detesta ir a la playa. V entrena para destrozar en el primer round a su oponente en Las Vegas. W es alérgico a la penicilina. X hizo varios tratamientos para alargarse la verga. Y espera un llamado telefónico que nunca llegará. Z sabe que en toda relación amorosa la falta constituye a un Otro ideal y que hay un “aun” saboteando el contexto.

¿Es posible el acto de escribir?

1 comentario:

Anónimo dijo...

OY suena como hoy pero no lo es...