martes, 4 de diciembre de 2007

quedó tu labio en el libro. la marca que ahonda el silencio. los pasos frágiles. la casa con su escalera de granito negro.
quedaron las sonrisas sin rostros. el arduo fuego de un abrazo. la tristeza que vuela sobre el vaso.
siluetas extraviadas.


libro ardiendo en el libro. palabra muda.

el perro quiere entrar. el amo no lo deja. ladra. se rasca. detrás las moscas. la ventana que no puede reflejar las muecas.
la avispa aletea sobre el barro. detrás la sarna.
el retrato mudo de las manos.


la botella mal cerrada. evaporación del rostro. ausencias.


fue un solitario entre la multitud. un muelle abandonado.


ella llora. hacia dónde. hacia ella o hacia lo que ella pensó que era. para qué llamar. domingo de misas y cálices.


pocas palabras para muchas palabras. artificios entre Florida y Paraguay. entre la ida y vuelta de tus escombros.


se apaga un cigarro entre los dedos. algo nos pierde.


dibujar borrando. carne encendida en el lienzo.


lo que nunca se lee es el poema. lo que escapa para ser. la orilla prófuga. sin hijo. sin padre. sólo lo blanco de la hoja.


sentarse con la esperanza de lo ausente. como si detrás del pliegue existiera una sombra. una gramática indescifrable. un infierno disfrazado de evangelios.


encender la apagancia. preguntarle a la cosa por la otra Cosa. rasgos sin objetos. medida blindada de espacio.
mirar la nube para encontrar la niebla. llagas para un camino perdido.
lo imborrable florece.


Andrés Boiero.

1 comentario:

dominga dijo...

Borraste toda la historia