miércoles, 8 de agosto de 2007

mudanzas

una semana. noches escandalosas. tu cuerpo en otro cuerpo. cuervos. emperatrices del olvido: espejos. el ayuno de las cinco de la mañana. la erección. lo blanco en la mano. el camino negro. los puentes. las babas del diablo. el carajo y los lamentos. tus piernas. la prisión de los párpados. tu humedad. el zumbido de la soledad. los tangos. los libros apilados. la muerte con su carruaje de nombres. mis huesos. los tropezones sobre la avenida Corrientes. tu voz esmeralda. los vasos. los sueros. los molares careados. los encuentros que jamás serán. las dudas. los corpiños de una noche.
una semana. dos. tres.

(las llaves están en el cajón).

1 comentario:

martin dijo...

Andrés, romántico, para cuando tratar un poco màs abiertamente el tema del placer?
Grabriele D'Annuzio: Il Piacere;
Por què el placer está unido a lo decadente? placer y dolor se activan en la misma region cerebral: alcanza esa constataciòn?
Entiendo al personaje... pero màs entiendo al narrador. Disculpame desde ya mi ausencia de "fe poetica". La verosimilitud dejala para los parques temàticos Disney, sobra con la autenticidad (que he conocido largamente en nuestras conversaciones).