jueves, 2 de agosto de 2007

mapas

fue eso. la angustia. la opresión en el pecho. el insomnio. los orgasmos. la estupidez. la crisis de un tipo de treinta y pico. la barba crecida. la bebida invocada. el ruido de la calle Esmeralda. tu boca. tu presente-pasado-presente. mi pasado-presente-pasado. mi voz. tus ojos mágicos. los llamados a medio noche. la escalera. el azar. la duda. la casa a medio vender. Texas. Haedo. San Pedro. Chascomús. las notas pegadas en la heladera. las fotos mal sacadas. el espectro de los muertos. los atajos. la ropa amontonada. el rugido de la cama. la diferencia entre distancia y lejanía. el teléfono mal colgado. los alaridos nocturnos. el amor desmesurado. el arrojo de tus brazos...
fue eso y todo lo demás vivirá entre nosotros.

2 comentarios:

marionosotti dijo...

que bueno Boiero! puedo decir: estas pequeñas prosas poéticas se leen como un diario del desasosiego; son consistentes, uno entra en el personaje a través de lo que su anhelo, su ansiedad sugieren; se lo juzga por todo lo que deja de decir; cada tanto algún hallazgo rompe cierta uniforme opresión existencial; me identifico mucho, pero disfruto cuando dejo de identificarme; es raro encontrar textos que bien podrian ser autorreferenciales, pero que se sostienen por sí solos; la vida se la insufla la forma en la que estan contados.... después de todo, como me decía el otro día una amiga "¿de qué habla la poesía?... de nada", y por eso de lo inexpresable agregué pesadamente yo. En fin, mi corolario amigo,es: "has ganado un lector"
salute!
mario

Eugenia dijo...

muy representativo. Te quiero mucho Andrés.